Más de mil trucos caseros

  e ideas para el hogar

 

 Inicio

 

Categorías:

Trucos para la decoración

 Trucos para limpiar

 Trucos quitar manchas

 Trucos para arreglar

 Trucos de cocina

 Trucos para buen vestir

 Trucos para la ropa

 Remedios caseros para:

Acidez

Acné

Aftas

Anemia

Ansiedad

Artritis

Artrosis

Asma

Bronquitis

Caída de cabello

Callos

Caspa

Cistitis

Colesterol

Conjuntivitis

Dejar de fumar

Diabetes

Diarrea

Dolor de cabeza

Dolor de espalda

Endometriosis

Estreñimiento

Enuresis

Fiebre

Furúnculo

Garganta irritada

Gastritis

Gota

Hemorroides

Hipertensión

Hipo

Hipotensión

Infecciones urinarias

Infecciones vaginales

Infertilidad

Insomnio

Impotencia

Labios partidos

Mal aliento o halitosis

Mal olor de los pies

Menopausia

Migraña

Orzuelo

Osteoporosis

Picadura de abeja

Pie de atleta

Psoriasis

Resaca o cruda

Resfriado

Ronquido

Sabañones

Síndrome delcolon irritable

Síndrome del túnel del carpo

Sinusitis

Tinnitus o acúfenos

Úlceras

Uñas enterradas

Urticaria

Varices

Verruga

 

 

Salud natural y belleza

 

     

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 Remedios para la bursitis

  

 Remedios para la bursitis

La bursitis es una inflamación dolorosa de una o más de las denominadas bursas, pequeños sacos que se encuentran en las zonas del cuerpo sujetas a fricción.

Las bursas amortiguan los movimientos entre los huesos, los tendones y músculos situados cerca de las articulaciones. La bursitis suele deberse a movimientos repetidos y se conoce con diferentes nombres según la zona de la lesión, por ejemplo, codo de minero.

Existen unas 150 bursas en el cuerpo humano. Generalmente están presentes desde el nacimiento, aunque se forman como respuesta a la fricción repetida. Cada saco contiene una pequeña cantidad de líquido sinovial, un líquido claro que actúa de lubricante. Las bursas pueden inflamarse debido a lesiones traumáticas, infecciones o artritis.

La inflamación suele producir dolor cuando se mueve la articulación. El lugar más frecuente donde se produce la bursitis es el hombro (bursa subdeltoi-dea), aunque también se ve en los codos (olécra-non), caderas (trocánter), rodillas, talones (Aquiles) y dedos de los pies. La zona afectada suele describirse como «congelada» porque el movimiento está muy limitado. En la rodilla, existen cuatro bursas y todas pueden inflamarse por exceso de uso.

La causa más frecuente de bursitis es la actividad física repetida, aunque puede desencadenarse por causas desconocidas. También puede deberse a un traumatismo, artritis reumatoide, gota e infecciones agudas o crónicas.

Los síntomas habituales de las bursitis son dolor e inflamación. Si la articulación afectada está cerca de la piel, como en el caso del hombro, la rodilla, el codo o el talón de Aquiles, se producen un enrojecimiento y una tumefacción de la zona, que además está caliente al tacto. Las bursas situadas alrededor de la articulación de la cadera son más profundas, y la inflamación no es tan evidente. El movimiento suele estar limitado y produce dolor. Puede ser difícil separar el brazo del cuerpo. En este caso, ponerse una chaqueta o arreglarse el cabello, por ejemplo, pueden ser actividades muy molestas para el hombro.

En la bursitis aguda, los síntomas aparecen de forma brusca. En cambio, en la bursitis crónica la tumefacción, el dolor y la limitación al movimiento son resultado de ejercicio o esfuerzo.

 

Remedios caseros 

 

Remedio para la bursitis #1:  Hervir una taza de agua y añadir luego 3 cucharadas de cúrcuma.  Dejar replosar y tomar 2 tazas al día.:

 

Remedio para la bursitis #2: Consumir piña a diario, ya que contiene la enzima bromelaína que ayuda a aliviar el dolor.

 

Remedio para la bursitis #3: Hervir 1/2 cucharada de Jengibre picado en una taza de agua por 5 minutos.  Tomar 2 tazas al día.

 

Remedio para la bursitis #4:   Consumir extracto de semilla de uva a diario.  Se puede conseguir en las farmacias botáncias o herbolatios.

 

Remedio para la bursitis #5:   Realizar una dección con 1 cucharada de corteza de pino previamente lavada y picada en una taza de agua.  Tomar 2 tazas al día..

 

Remedio para la bursitis #6: Consumir remedios homeopáticos para la bursitis como belladona, nueza y hiedra venenosa.

 

Remedio para la bursitis #7: La aplicación de hielo inmediatamente después de una lesión ayuda a disminuir la inflamación de la bursitis aguda. Después de dos días de tratamiento con hielo, hay que pasar al calor, que es más útil. Se pueden aplicar una compresa caliente o baños de agua caliente para aliviar los síntomas de la enfermedad.

 

 

 

Recomendaciones

Acupuntura La acupuntura se ha mostrado eficaz para tratar el dolor en la cadera y el hombro causado por bursitis y otras enfermedades.

Quiropráctica La manipulación espinal por parte de un quiro-práctico puede ayudar a mejorar el movimiento de las articulaciones afectadas al aliviar la presión a la que están sometidas.

Trabajo corporal El trabajo corporal empieza con un descanso adecuado y el masaje del área de la bursitis. El masaje puede aumentar la circulación sanguínea de la zona, reduciendo la inflamación y el dolor. Después de la fase inicial de trabajo corporal, los pacientes pueden participar en ejercicios de yoga, que ayudan a mejorar la movilidad articular y a reforzar los músculos que rodean las articulaciones.

Prevención Hay que eliminar los factores agravantes para prevenir la bursitis, como el exceso de ejercicio o la repetición de un movimiento, porque pueden desencadenar la enfermedad. Hay que practicar ejercicios que refuercen los músculos que rodean la articulación. Cuando se realizan tareas repetitivas, la persona debe hacer pausas frecuentes y alternar la actividad repetitiva con otras en las que emplee diferentes partes del cuerpo.

Es aconsejable proteger las articulaciones, por ejemplo, al sentarse en una silla o al arrodillarse. Hay que evitar apoyarse sobre los codos o las rodillas o estar sentado durante mucho tiempo sobre una superficie dura. No hay que llevar tacones demasiado altos, para evitar la bursitis en el talón, y es conveniente cambiar los zapatos en cuanto estén gastados.

 

 

Conozca también

 

Remedios para la artritis

 

Remedios para la artrosis

 

remedios caseros y naturales

 

 

 

Descubra los secretos de la aromaterapia

 

Nota: Este sitio no será responsable del uso  y consecuencias del empleo de los  trucos caseros  y remedios caseros expuestos  en esta web.

 COPYRIGHT (C) 2006, www.trucos-hogar.com  ALL RIGHT RESERVED

 

 

  

     

   Síguenos en:

Trucos-hogar.com en Twitter

Trucos-hogar.com en Youtube

 

 

 

 

  Trucos para ahorrar

Salir de deudas

Ahorrar en el hogar

Ahorrar en la cocina

  

 Trucos de belleza

Adelgazar

Acné, granos y espinillas

Arrugas

Baños 

Cabello

Cabello (revivar)

Celulitis

Caída de cabello

Depilación

Labios y dientes

Manchas en la piel

Manos

Maquillaje

Ojos

Cejas y pestañas

Piernas y pies

Rostro

Uñas

Transpiración

 

 

 Trucos curiosos con:

Aceites vegetales

Bicarbonato de sodio

Bolsas pláticas

Cinta adhesiva

Esmalte de uñas

Especias

Limón

Medias de nylon

Palillos de dientes

Papel de aluminio

Papel periódico

Pasta de dientes

Sal común

Sales de Epsom

Vaselina

Vinagre

 

 Manualidades

 Trucos de jardinería

 Trucos para mascotas

 Blog amigo

 Contáctenos

 

Sitios de interés

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

         Trucos caseros para el hogar