Inicio

 

Categorías:

Trucos para la decoración

 Trucos para limpiar

 Trucos quitar manchas

 Trucos para arreglar

 Trucos de cocina

 Trucos para buen vestir

 Trucos para la ropa

 Remedios caseros para:

Acidez

Acné

Aftas

Anemia

Ansiedad

Artritis

Artrosis

Asma

Bronquitis

Caída de cabello

Callos

Caspa

Cistitis

Colesterol

Conjuntivitis

Dejar de fumar

Diabetes

Diarrea

Dolor de cabeza

Dolor de espalda

Endometriosis

Estreñimiento

Enuresis

Fiebre

Furúnculo

Garganta irritada

Gastritis

Gota

Hemorroides

Hipertensión

Hipo

Hipotensión

Infecciones urinarias

Infecciones vaginales

Infertilidad

Insomnio

Impotencia

Labios partidos

Mal aliento o halitosis

Mal olor de los pies

Menopausia

Migraña

Orzuelo

Osteoporosis

Picadura de abeja

Pie de atleta

Psoriasis

Resaca o cruda

Resfriado

Ronquido

Sabañones

Síndrome delcolon irritable

Síndrome del túnel del carpo

Sinusitis

Tinnitus o acúfenos

Úlceras

Uñas enterradas

Urticaria

Varices

Verruga

 

 

Salud natural y belleza

 

     

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 Trucos de mecánica básica para las mujeres

  

 

 Trucos de mecánica básica para las mujeres

Tener un automóvil se ha convertido, para la mayoría, en una necesidad.

  

Sin embargo, para que el coche rinda el máximo y no quede dañado en la mitad de la calle, se requiere tener un conocimiento básico del vehículo (cambiar un neumático, verificar el estado de la batería, presión de aire de las llantas, entre otros).

Muchas mujeres carecen de ese conocimiento básico. Por esa razón, cuando sus coches tienen algún problema en la mitad de la calle, no saben qué hacer y en su búsqueda por una solución rápida, pueden caer en manos de seudo mecánicos que lo único que hacen es estafarlas y dejarles el coche peor de lo que estaba.

A continuación se presenta una serie de trucos que pueden ayudar a toda mujer a  no sólo darle un buen mantenimiento al coche sino también a sacarla del apuro en caso que el vehículo sufra un percance en el camino.

 

Trucos para el buen funcionamiento del coche

Estar familiarizada con el manual del usuario y en caso de dudas llamar a la agencia El manual del usuario es un panfleto que explica algunos detalles del auto y da las especificaciones, basadas en clima y temperatura, del que debe utilizar. En caso de no estar segura, se debe preguntar a la agencia donde adquirió el vehículo para evitar el uso de un producto inadecuado, ya que, por ejemplo, colocar un aceite o combustible que no corresponde puede causar problemas al motor, tarde o temprano.

 

Revisar los neumáticos siempre antes de salir de la casa. Si una llanta tiene algún problema puede que, a mitad de camino, colapse y entonces sea necesario realizar el cambio; asunto que puede resultar peligroso si sucede en un paraje solitario y de noche. Por esa razón, es mejor tomarse un par de minutos para verificar el estado de los neumáticos antes de salir y, si es necesario, cambiarlo; proceso que debe saber cómo se realiza.

Además es necesario que las llantas mantengan una presión de aire adecuada, ya que, de lo contrario, pudiera ocasionar un desgaste anormal, se dañarán y a la larga el coche podría consumir más combustible: entre más bajo el aire de la llanta hay mayor fricción y le cuesta más el rodamiento al vehículo.

Es importante observar que la cantidad de aire que le debe poner al neumático depende del número de serie de la llanta; en los carros pequeños está entre 28 y 30 psi (unidad que marca el medidor).

 

Verificar también que todas las luces del carro encienden antes de salir de la casa.  Se debe revisar las direccionales y los espejos retrovisores deben estar en la posición que le brinde el mejor ángulo de observación.  Además, debe observar si alguna luz del tablero se quedó encendida cuando arrancó el automóvil, ya que éstas deben apagarse en unos tres segundos, sino es una mala señal y asegurarse de tener suficiente cantidad de combustible.

 

Hacer una revisión semanal de la llanta de repuesto y, a menos que exista una precondición que implique una revisión más a menudo.

 

Chequear el nivel del aceite del motor, del refrigerante, del líquido de frenos y del agua del limpia parabrisas. Tanto el recipiente del coolant como el del agua y el de frenos tienen una línea que indica el máximo y el mínimo de líquido que debe contener.

En el caso del aceite de motor, la revisión se hace con el motor apagado y en una superficie plana: retire la varilla que mide el nivel de aceite, limpíela e introdúzcala nuevamente. Cuando vuelva a sacarla el aceite debe haber humedecido la varilla hasta el nivel de full. Si el aceite no llega a la marca (una línea punteada, generalmente) es indicativo de que hay que agregar aceite. Si el suyo es un carro automático, la revisión también incluye el nivel de aceite de la transmisión, y el del powersteering, que se encarga de lubricar el timón.

Si se ha notado que en el lugar donde estaciona el coche hay marcas de ese líquido viscoso (pueden ser claras o negras), esto significa que existe una fuga en la transmisión o en el motor, y a mayor cantidad, más grave la fuga y el riesgo que corre su coche.

 

Verificar el estado de la batería Un caso típico a la hora de sufrir percances es que la batería falle. Por ello, es necesario comprobar su estado cada seis meses y en los países del clima cálido es preferible hacerlo cada tres, ya que la batería se calienta más y, por ende, hay mayor evaporación. La batería usa un ácido que cumple la función de refrescarla y si ese líquido se baja de nivel o se seca (se evapora) unas celdas que lleva dentro se quemarán.

En el caso de las baterías selladas, ellas funcionarán durante el tiempo de vida para las cuales fueron fabricadas (usualmente un año o dos). Para evitar percances, se debe acudir a un centro especializado para realizar un chequeo cada tres meses; generalmente son gratuitos. También resulta útil apuntar la fecha cuando se compró la batería y cuando se está terminando su período de vida, adquirir otra nueva.

 

Otros tips importantes

Si cuando frena escucha un chillido, puede significar que sus bandas o pastillas de freno necesitan limpieza o que hay que cambiar algo en los tacos.

Si se recalienta el vehículo, no le ponga agua de una vez. Apague el motor y espere a que se refresque, porque los cambios bruscos de temperatura pueden dañarlo.

Si tiene coche automático tenga en cuenta que, dependiendo del kilometraje que recorra, el aceite de la transmisión se debe cambiar una vez al año.

 

 

Conozca también

 

¿Cuáles son los trucos caseros más útiles para nuestro automóvil?

 

Trucos caseros que pueden emplearse con cinta adhesiva

 

Aspectos que hay que tomar en cuenta para tener un hogar saludable

 

Trucos naturales para conservar la salud y la belleza

 

 

 

 

 

Conozca cómo combatir la artritis con tratamientos naturales

Nota: El autor no será responsable del uso  y consecuencias del empleo de los  trucos caseros  y remedios caseros expuestos  en esta web.

 COPYRIGHT (C) 2006, www.trucos-hogar.com  ALL RIGHT RESERVED

 

 

  

  

   Síguenos en:

Trucos-hogar.com en Youtube

 

 

 

 

  Trucos para ahorrar

Salir de deudas

Ahorrar en el hogar

Ahorrar en la cocina

  

 Trucos de belleza

Adelgazar

Acné, granos y espinillas

Arrugas

Baños 

Cabello

Cabello (revivar)

Celulitis

Caída de cabello

Depilación

Labios y dientes

Manchas en la piel

Manos

Maquillaje

Ojos

Cejas y pestañas

Piernas y pies

Rostro

Uñas

Transpiración

 

 

 Trucos curiosos con:

Aceites vegetales

Bicarbonato de sodio

Bolsas pláticas

Cinta adhesiva

Esmalte de uñas

Especias

Limón

Medias de nylon

Palillos de dientes

Papel de aluminio

Papel periódico

Pasta de dientes

Sal común

Sales de Epsom

Vaselina

Vinagre

 

 Manualidades

 Trucos de jardinería

 Trucos para mascotas

 Blog amigo

 Contáctenos

 

Sitios de interés

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

         trucos caseros, remedios caseros, trucos de belleza, consejos caseros